Venezuela ratifica vocación pacifista en Conferencia Internacional Sobre Seguridad Física Nuclear

La República Bolivariana de Venezuela reafirmó este miércoles su vocación pacifista durante la Conferencia Internacional Sobre Seguridad Física Nuclear: “Mantener e Intensificar Los Esfuerzos (ICONS 2020)”, organizada por el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) y celebrada en Viena del 10 al 14 de febrero.

“No podemos hablar de seguridad física nuclear sin tratar la importancia del desarme. Venezuela ha manifestado la defensa de los principios de desarme general que debe realizarse de manera multilateral, simultánea y no discriminatoria”, dijo en su discurso la viceministra venezolana para Nuevas Fuentes y Uso Racional de la Energía del Ministerio del Poder Popular para la Energía Eléctrica, Tania Masea.

El Estado venezolano, afirmó la Viceministra, cree firmemente en el uso de la energía nuclear en beneficio de la humanidad y no “para convertirla en armas ni usarla para amenazar con destruir a pueblos en el mundo”.

En este sentido, proyectó la defensa del derecho inalienable de los países en desarrollo a fortalecer la plataforma tecnológica y los conocimientos que les permiten incluir el uso de la energía nuclear -con fines pacíficos- dentro de sus planes de desarrollo y contribuir con el bienestar de sus pueblos.

“Venezuela reconoce que la responsabilidad de la seguridad física nuclear reposa en cada Estado miembro, pero destaca asimismo la importancia de la colaboración y cooperación entre los Estados miembros para su fortalecimiento”, enfatizó.

Acciones venezolanas

La Viceministra para Nuevas Fuentes y Uso Racional de la Energía informó que las acciones del Gobierno nacional se orientan a desarrollar la cultura de seguridad, para cuyo propósito, dijo, la asistencia del OIEA no sólo es necesaria sino también primordial.

“La imposición a los países de las ilegales e inmorales medidas coercitivas unilaterales en flagrante violación de la Carta de las Naciones Unidas y toda normativa internacional, atenta contra los esfuerzos e iniciativas de los Estados encaminados a fortalecer la cultura de seguridad física nuclear”, advirtió.

Las medidas coercitivas unilaterales, especificó, interfieren en la adquisición e instalación de equipos, disminuyen la capacidad de recursos al bloquear las transacciones financieras de los países a quienes se les imponen y afectan el normal desarrollo de los proyectos de cooperación.

La Viceministra respaldó la declaración del Movimiento de Países No Alineados (Mnoal) respecto a que las medidas e iniciativas destinadas a fortalecer la seguridad física nuclear no deben utilizarse como pretexto o influencia para violar, negar o restringir el derecho inalienable de los países en vías de desarrollo a la investigación, la producción y el uso de la energía nuclear para fines pacíficos.

La ICONS 2020 permite a todos los Estados miembros compartir sus perspectivas, desafíos y logros en este ámbito.