emb_peru
Cumple dos años la Gran Misión que dinamizó la construcción de viviendas en Venezuela PDF Imprimir E-mail

Caracas, 30 de abril de 2013 (AVN).- Ni una sola familia venezolana sin vivienda segura, estable, digna. Esa fue la meta que se planteó el comandante Hugo Chávez al lanzar el 30 de abril de 2011 la Gran Misión Vivienda Venezuela (GMVV): hacer frente al déficit heredado de viviendas en el país y que apartó a las mayorías de menores recursos a los barrios precarios y en riesgo.

"El drama de la vivienda no tiene solución en el capitalismo. Aquí lo vamos a solucionar con socialismo y más socialismo", puntualizó el líder de la Revolución Bolivariana ese sábado de hace dos años, cuando en el Teatro Teresa Carreño de Caracas lanzó oficialmente la GMVV.

En esa oportunidad convocó a todos los sectores del país a hacer un esfuerzo nacional que fomentara la construcción y garantizara el acceso del pueblo a casas seguras, en particular luego de que producto de las intensas lluvias de finales de 2010, casi 30.000 familias perdieron sus casas inestables y debieran ir a refugios habilitados por el Estado.

Dos años después, el programa cumplió la meta de 350.000 viviendas para el período 2011-2012, y en la actualidad suma, según el último parte ofrecido el jueves pasado, 374.781 nuevos hogares construidos. De esa cifra, alrededor de 60% ha sido edificado por el pueblo organizado, un elemento central de este proyecto.

Logro sin precedentes. Cada semana, miles de familias venezolanas se mudan a sus nuevas casas, que cuentan además con un régimen de subsidio directo habitacional, de manera que hace realmente posible que los que menos tienen puedan habitar un hogar en las mejores condiciones.

La Misión, además de la conquista de ese derecho para el pueblo, dinamizó la construcción en el país. En 2011, el sector creció 4,8%, y un año después, la consolidación de la GMVV fue un motor importante para el meteórico ascenso de 16,8% en el ámbito de la construcción.

Al comparar esto con los gobiernos anteriores a la Revolución Bolivariana, el éxito de la GMVV es evidente. La democracia representativa levantó en su mejor año unas 90.000 unidades habitacionales. La Gran Misión logró en su primer año 153.000 casas, 200.000 en 2012 y la meta de este año es cerrar con 380.000.

Los elementos clave. La GMVV comenzó con la necesidad de precisar el tamaño y ubicación de la demanda. Para ello, se creó el Registro Nacional de Vivienda, por el que a partir del 7 de mayo de 2011, los venezolanos que necesitaban una casa se inscribieron en un sistema, bien sea porque la perdieron, o viven alquilados, en casa ajena o en riesgo, etc.

Más de 3,7 millones de familias (3.742.226) se registraron, de las cuales 2.753.159 requirieron techos nuevos; 643.596 necesitaban la reparación de la vivienda en la que viven; 311.631 solicitaron la ampliación de las casas; y 33.840 la regularización de la propiedad.

Así, de la meta inicial planteada de dos millones de vivienda en siete años, el presidente Chávez señaló a finales de 2011 que el país va rumbo a los tres millones de casas hasta 2019. De este modo, se puede atender no sólo la demanda heredada sino la que se va creando cada año con el crecimiento natural de la población.

El segundo punto fue el de los terrenos. Las estimaciones de las autoridades apuntan a que se requieren 60.000 hectáreas para la construcción de los tres millones de viviendas nuevas. De ellas, ya hay disponibles 21.010 hectáreas para la construcción de 525.250 viviendas entre 2011 y 2013.

A comienzos de 2011 se dictó la Ley Orgánica de Emergencias para Terrenos y Vivienda, cuyo objetivo es establecer los mecanismos extraordinarios a cargo del Ejecutivo, destinados a hacerle frente con éxito y rapidez a la crisis de vivienda en Venezuela, consecuencia del modelo capitalista

Permite la declaración de espacios ociosos, abandonados o subutilizados como Áreas Vitales de Vivienda y de Residencia (Avivir), en las cuales el Estado reordenará la distribución y uso del espacio para destinarlo en prioridad y con urgencia a la construcción de viviendas.

Ya se han decretado 11.799 hectáreas como Avivir, distribuidas en 19 estados: Apure, Aragua, Anzoátegui, Barinas, Bolívar, Carabobo, Falcón, Guárico, Mérida, Lara, Miranda, Sucre, Trujillo, Táchira, Yaracuy, Vargas, Nueva Esparta, Zulia y Distrito Capital.

El tercer vértice de la Gran Misión se refiere a los materiales, maquinarias e insumos de la construcción. Se constituyeron 51 centros de acopio de materiales para la construcción o Construpatria, que alimentan los diferentes proyectos habitacionales. Además, mediante convenio con la empresa china XCMG, se acordó la adquisición de 6.000 equipos esenciales para la construcción.

El cuarto aspecto abarca a los ejecutores, que son cinco: el Gobierno Nacional (a través de sus diferentes entes); los convenios internacionales; las autoridades estadales y locales; las comunidades organizadas y las empresas privadas.

El financiamiento es el quinto vértice del programa. El Ejecutivo Nacional ha garantizado que la banca participe en este esfuerzo, mediante el decreto de aumentos sucesivos de la cartera hipotecaria obligatoria. Este año, los bancos deben destinar al menos 20% de su cartera de crédito bruta anual, con recursos propios, a créditos para construcción, adquisición, ampliación, mejoras y autoconstrucción de vivienda principal.

Esto alcanza un monto de 80.423 millones de bolívares, ha indicado el coordinador del Órgano Superior del Sistema Nacional de Vivienda y Hábitat, Rafael Ramírez.

Hasta ahora, el Gobierno ha invertido 98.086 millones de bolívares.

A futuro. La GMVV le cambió la cara a Caracas. Recorriendo las principales avenidas de la ciudad y espacios desde el oeste al este, se ven los edificios, de diferentes tipos y en diversos grados, desde los ya entregados, con sus familias haciendo vida y organización, hasta los que están en plena etapa constructiva. En total, en el Distrito Capital se han construido 16.858 viviendas, y la meta para este año es de 33.958 nuevas casas.

Las familias, que nunca perdieron la fe en la palabra del comandante Chávez, hoy tienen sus hogares nuevos, y trabajan ahora en la organización, por la convivencia y el mantenimiento de los espacios.

En el edificio Corazón de la Patria, en Parque Central, la coordinadora es Ledis Caucí, de cincuenta años. "No tengo palabras para decirte. Yo nunca iba a poder vivir en un sitio como este. Somos demasiados pobres. Toda mi vida viví en un cerro", contó la semana pasada con la voz quebrada por las lágrimas. "Y es bastante grande el cambio maravilloso que hemos tenido. Yo amo a mi Presidente, así no esté. Toda mi vida lo amaré y lo recordaré por siempre. Solamente él hizo esto por nosotros, los humildes y los pobres".

Este lunes, el jefe de Estado, Nicolás Maduro, quien es garantía de continuidad de las políticas revolucionarias de Chávez, encabezó el relanzamiento del Plan Barrio Nuevo, Barrio Tricolor, que se integra a la GMVV para rehabilitar los sectores populares, no solo las viviendas sino toda la infraestructura de servicios, para mejorar la calidad de vida de todo el pueblo.

 

 

 

 

Otras Noticias

botones_tramites_consulares
Plan-de-Golpe
 simonbolivar
 Venezuela-se-respeta-300x387
lineas_de_chavez_copia

alba

unasur-logo
mision_gif